Novedades

¿ Qué precisa un departamento Jurídico de una Empresa ?

La mesa redonda organizada por ESADE Business and Law School y la Fundación Wolters Kluwer sobre el tema “¿Qué necesitan los departamentos jurídicos de las empresas?”, ha permitido conocer sus actuales necesidades y el planteamiento de su relación con los despachos externos que trabajan con ellas.

La mesa redonda organizada por ESADE Business and Law School y la Fundación Wolters Kluwer sobre el tema “¿Qué necesitan los departamentos jurídicos de las empresas?”, ha permitido conocer sus actuales necesidades y el planteamiento de su relación con los despachos externos que trabajan con ellas.

Como indicó la  profesora de Estrategia y Marketing Jurídico de ESADE Law School, Eugenia Navarro en su presentación del acto, el entorno actual, muy competitivo, en el que todas las empresas luchan por diferenciarse de sus competidores, obliga a todos a escuchar a los clientes para saber adaptarse a sus necesidades. Y eso incluye a los asesores externos, como se puso de manifiesto a lo largo de la tarde.

Asesorías internas: ayudar al negocio, sin frenarlo

Nicolás Oriol, director de los Servicios Legales de Telefónica España, comenzó destacando el cambio de papel de las asesorías jurídicas internas.

Frente a lo que era costumbre hasta hace no muchos años, para estos departamentos es hoy fundamental conocer todos los objetivos de las diferentes unidades de negocio de la empresa. Deben conocer su negocio mucho mejor que cualquier asesor externo.

A la vez, los abogados de estos departamentos deben ser especialistas en el derecho aplicable a la actividad concreta de la empresa, pero a partir de una fuerte base generalista, porque van a tener que lidiar con todo tipo de asuntos.

La eficacia de estas asesorías jurídicas internas se mide por su capacidad de ayudar al negocio, sin frenarlo. Y ello se basa en un alto nivel de eficacia, basada en el rigor técnico, y en la excelencia, que consiste en hacer las cosas bien a la primera, reduciendo al mínimo el margen de error (porque si se equivocan, pueden tener problemas en masa).

Asesorías externas: adaptación e implicación con las necesidades del cliente

María de la Torre, Directora corporativa de compliance de Iberdrola, abordó lo que espera una asesoría interna del despacho externo que colabora con ella.

Las asesorías internas de las empresas suelen dedicarse a servicios generales, grandes problemas de carácter multidisciplinar. Por ello, acuden a abogados externos para materias concretas que requieren un alto nivel de especialización, como la fiscalidad y los recursos humanos.

Sin embargo, como destacó Javier Ramirez, director del área de Contencioso y Asuntos Regulatorios de HP Inc, esta especialización no es suficiente, pues lo que más se valora por la empresa es la capacidad del externo de responder rápidamente a las necesidades del cliente.

En un tiempo de restricciones presupuestarios e intenso control de gastos, los presupuestos de honorarios de estos externos deben ser adecuados para los de las asesorías internas, para ello se cuenta con múltiples variantes, desde la facturación por horas, o las tarifas medias por tarea, igualas o tarifas planas, etc. En general, sobre este tema, dado el impacto de la crisis, se espera una cierta flexibilidad del abogado externo.

Pero tampoco el precio es el principal factor. Según María de la Torre, se espera que estos abogados externos formen parte de la asunción de responsabilidades en la toma de decisiones de la empresa.

El equipo tiene que sacar su trabajo adelante y eso da igual que lo haga un abogado interno u otro externo. Por eso su gran valor añadido es formar parte del equipo interno, compartiendo sus objetivos.

Tal como destacó Mercedes Carmona, Managing Counsel Europe West British Petroleum, esta confianza debe orientarse a crear una cultura colaborativa, en pos de una misión común. Por ello los externos deben ser capaces de adaptarse a esas necesidades.

Ello requiere, por un lado, que los internos expliquen a los externos lo que necesitan, para que se sientan parte del objetivo. En este sentido, se requiere una buena dosis de inteligencia emocional, que fomente esa confianza y comunicación.

Además, para favorecer esta relación, los despachos externos deben ofrecer una interlocución única con la empresa, porque los servicios jurídicos se basan en la confianza y esta se basa en las personas.

Y, por último, se busca una continuidad en esa relación.

En resumen, las empresas esperan de sus abogados externos talento, confianza y especialización.

La importancia del Legal Project Management

Tanto Nicolás Oriol como Javier Ramirez destacaron la importancia de aplicar una política de gestión por proyectos en el trabajo de las asesorías internas, pues, sobre todo en el ámbito contencioso, permite un alto nivel de control sobre su trabajo.

Esta técnica de trabajo ofrece la importante ventaja de que permite controlar aspectos clave de la actividad del departamento, como las posibles alternativas a considerar; el tiempo de trabajo; los costes y la calidad del servicio prestado

Las nuevas áreas de interés

Finalmente, en el turno de preguntas como áreas en las que las asesorías internas van a necesitar más colaboración externa en los próximos tiempos, se destacaron la protección de datos, el compliance, la ciberseguridad (desde un punto de vista jurídico), la transformación digital de las empresas, los relativos a la reputación y la formación continua.

( Fuente Noticias Jurídicas)

¿ Qué precisa un departamento Jurídico de una Empresa ?
Uso de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Uso de cookies